La era del plástico

In Conservación by Xose Mikel Gonzalez

Ya a finales de los años 80’s los plásticos se hacían de forma voraz a la conquista del paisaje, a medida que la industria fue sustituyendo materiales como madera, metal, fibras y resinas por este moldeable milagro de la tecnología petroquímica.

Cada vez más tarros, recipientes, cubetas, baldes, palanganas, cubiertas, ganchos, cuerdas, tensores, películas, ruedas, textiles, un sin fin de formas y usos que pueden adoptar el color y la textura deseada. Con la fórmula correcta eliminaron de tajo a los viejos materiales que nos fueron acompañando durante siglos.

Hoy a unas décadas de distancia  están presentes en casi cualquier producto. El plástico este increíble invento que ha permitido sofisticadas empresas como un trasplante de corazón o llevar agua potable a comunidades distantes, o contener contaminantes para ser tratados evitando que lleguen a los mantos freáticos. En fín nunca los seres humanos habían reducido tanto los grandes males que siempre han aquejado a la humanidad. Sin embargo los plásticos siempre obedientes a los intereses económicos, y lo que parecía ser la solución a tantos problemas, ahora pulula de forma irracional, una aliteración de envases que semejan las matrioskas de la Rusia zarista, botellas que son cubiertas con una película y envasadas en otro contenedor que a su vez se forma en racimos que se agrupan en cajas, lo que pareciera un infinito fractal de polución.

La factura ecológica crece de forma exponencial dejando una huella que vergonzosamente permanecerá miles de años. Hoy comienzan a aparecer pruebas fehacientes de que hemos colmado el vaso. Para citar un ejemplo podríamos hablar de la mancha o isla de plásticos del océano pacífico, pero esta parece lejana y sólo un puñado de personas han pasado por esta, o de la basura en las calles que aparentemente solo hace falta levantarla y hacerla desaparecer en los mal llamados rellenos sanitarios equivalente a esconderla bajo el tapete. En esta ocasión hablaré de un destino final del plástico que no habíamos imaginado.

Depredador tope

El Cocodrilo el depredador tope de rías, humedales y manglares. Como los demás depredadores tope ayudan a mantener la salud del ecosistema, eliminan animales enfermos o heridos, promueven la supervivencia de los más saludables y aptos, los cocodrilos también exploran abriendo el flujo de canales que permiten que nutrientes se distribuyan correctamente en el manglar, un ecosistema con depredadores tope es un ecosistema sano, su ausencia, escasez o enfermedad es signo de desequilibrio y riesgo.

Centro de conservación

Estámos en 2019 y como centro de conservación recibimos y atendemos animales silvestres rescatados, otros más desafortunados llegan para practicarles la necropsia y determinar causas de muerte o recolectar otros datos científicos. En lo que va del año hemos realizado 3 necropsias a Crocodylus acutus (cocodrilo americano) Cabe mencionar que presenciar una necropsia es muy impresionante desde el hecho de ver el cuerpo inmóvil que unas horas antes albergaba ese increíble balance que llamamos vida, la increíble similitud entre los seres vivos taxonómicamente muy distantes pero al descubrir los tejidos, membranas y órganos, claramente existe un ancestro común, y que si bien los caminos evolutivos se separaron hace 390 millones de años el olor y textura de las vísceras es tan similar que causan una sensación que estremece y recorre el cuerpo desatando una reacción tan primitiva que vulgarmente llamamos ponernos la carne de gallina, reacción que tenemos tantos animales ante una descarga de adrenalina que contrae todos los folículos pilosos para erizar cada vello, cabello escama o pluma, una reacción que inminentemente experimenta el que presencia una necropsia.

Caso 1

La primera del año 2019 una hembra adulta atropellada en la zona hotelera de Cancún a finales de enero al examinar el contenido estomacal hemos encontrado lo que menos esperábamos, 8 bolsas de basura principalmente de color negro y de gran tamaño algunas aún conservaban el nudo que las cerró, ¿Por qué un cocodrilo quisiera comer plástico? Sospechamos que fueron arrojadas a la laguna con restos de algún animal doméstico o restos de comida. Qué otro motivo tiene un cocodrilo para haberlas tragado. No había rastros de materia orgánica, los jugos gástricos del cocodrilo son extremadamente poderosos ya que no mastican a su presa y la digestión tiene que ser total, sin embargo el plástico es resistente al ácido.

Caso 2

En mayo recibimos otro individuo que al abrirlo y palpar el estómago se sentía un contenido voluminoso con partes blandas y otras duras, emocionados lo abrimos para descubrir los hábitos alimenticios de este espécimen adulto de manglares de Puerto Morelos. Para nuestra sorpresa, algunas plumas, garras, bolas de pelo y trozos de caparazón de tortuga lo cual es natural ya que estos tejidos tardan mucho más tiempo en disolverse, sin embargo encontramos 7 bolsas de plástico de distintos tipos principalmente transparentes usadas en alimentos preparados, junto a las bolsas había dos trozos de cristal que claramente formaron una botella de cerveza.

Caso 3

Para principios de agosto recibimos el tercer cocodrilo silvestre del año una hembra juvenil que atropellada en la zona hotelera de Cancún y nuevamente plástico en el contenido estomacal, en esta ocasión un poco más de un metro de película estirable de grado alimenticio mejor conocida como Vitafilm su nombre refiere a vida lo cual considero muy desafortunado.

Antecedentes

Julio de 2013 como parte del  programa de manejo y conservación de cocodrilos en la laguna Nichupté. Un cocodrilo macho de 2.4 m, fue retirado del sistema Lagunar y trasladado a Crococun para su cuidado, pero mientras era mantenido en cuarentena, 2 días después de su llegada, fue encontrado rodeado de diversos plásticos los cuales fueron recogidos y separados, contando un total de 85 bolsas de plástico. Este hallazgo es el primero que se documenta sobre bolsas de plástico en cocodrilos silvestres.

No obstante tenemos bajo nuestro cuidado otros cocodrilos silvestres no sabemos si tienen plásticos en su interior tendríamos que realizar un lavado estomacal o explorarlo con un endoscopio para averiguar más. Tampoco conocemos los datos de los que no hemos recibido sin embargo actualmente se realizan esfuerzos para reunir y recuperar dicha información que aporta importantes datos sobre la afectación de los cocodrilos y el sistema lagunar por plásticos.

Que hacer

Si bien los plásticos han contribuido en estas últimas décadas a  tantos avances en pro de la especie humana el desastre ecológico es inminente. La solución es la misma que para muchos problemas ambientales, cambiar nuestro estilo de vida, revisar nuestras costumbres y hábitos de consumo. Reduce (o elimina su uso si no es necesario) reutiliza y recicla. En cuanto a plásticos siempre hay que tener en cuenta que tardan en degradarse miles de años y al hacerlo van dispersando pequeñas partículas que pueden tener graves consecuencias para la vida.

Menos plásticos más vida.