Cocodrilos de la laguna de Cancún

adminConservación

Mitos y realidades
[column_full]

Javier Carballar Osorio
[email protected]

Cocodrilo

[/column_full] [column_full] Hace poco más de 40 años se declaró veda permanente de cocodrilos en el territorio nacional; para ese entonces comenzaba el desarrollo turístico de Cancún.

Hoy, este polo turístico recibe casi 5 millones de visitantes anualmente. Los proyectos habitacionales y la expansión humana no parecen detenerse, pero en nuestra maravillosa laguna Nichupté se encuentra todavía desatendido el depredador tope de este ecosistema lagunar: El cocodrilo.

 

Si bien es verdad que los cocodrilos se encuentran enlistados como especies protegidas en la Ley Federal (Norma Oficial Mexicana 059-2010), en la práctica esto no sucede así. Cada vez se deteriora y desaparece más el hábitat de estos reptiles y no se ha podido establecer, de manera permanente, un Programa de Manejo y conservación que atienda y prevenga los conflictos entre seres humanos y cocodrilos. Sin embargo, desde hace muchos años, Croco Cun Zoo ha colaborado con las autoridades ambientales cuando se han presentado cocodrilos heridos, capturados, o que han sido objeto del tráfico ilegal.

Existen 2 especies de cocodrilo en el sistema lagunar Nichupté:

  • El cocodrilo de río o americano (Crocodylus acutus): Más del 90% de los cocodrilos en la laguna Nichupté pertenecen a esta especie. Es de hábitos costeros ya que necesita de la arena para hacer sus nidos. Es una especie mayormente piscívora pero los ejemplares adultos también se alimentan de aves y mamíferos. Su tamaño puede alcanzar 5 metros pero en la actualidad es muy difícil encontrar animales de ese tamaño, ya que éstos deben ser muy longevos para alcanzar tales tallas. En toda su área de distribución su población se encuentra clasificada como vulnerable por la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) y es la que comúnmente entra en conflicto con el ser humano ya que los desarrollos turísticos y habitacionales se hacen en su hábitat. Se diferencia del cocodrilo de pantano debido a que su cabeza es más delgada y alargada, presenta una coloración más clara y su presencia es más común en lagunas costeras.
  • El cocodrilo de pantano (Crocodylus moreletii): Su hábitat son los humedales y manglares, alcanza los 3.5 metros y se diferencia del cocodrilo de río porque su cabeza y hocico son más anchos y robustos y su coloración es más negra. Su nido es fácilmente identificable ya que hace montículos de hojas y tierra.
[/column_full]