Como parte de nuestro Programa de Educación Ambiental, deseamos responder a la confianza que nos ha brindado nuestra sociedad cancunense, proveyéndole de información para el manejo de cocodrilos en el marco de la situación actual en Malecón Tajamar, misma que detallamos a continuación:

 

1. En Quintana Roo, y por supuesto en el Sistema Lagunar Nichupté, cohabitan dos especies de cocodrilo:
a) El cocodrilo de pantano (Crocodylus Moreletii)
b) El cocodrilo de río (Crocodylus Acutus)
Ambas son especies protegidas bajo el concepto de “Especies bajo protección especial” (NOM 059-2010)

 

2. Para que una especie o ejemplar de vida silvestre que está protegido pueda ser retirado del medio donde vive, deben cumplirse dos condiciones: haber un permiso de la autoridad ambiental así como un programa de rescate y reubicación.(*)

 

3. Como ente privado, no estamos facultados para extraer o movilizar a los cocodrilos sin la autorización de la autoridad correspondiente (SEMARNAT-DGVS), hacerlo sería incurrir en un Delito Federal. En tanto la autoridad ambiental solicite nuestro apoyo actuaremos en consecuencia.

 

4. Recomendamos a la comunidad cancunense NO tratar de capturar a los cocodrilos (es ilegal y peligroso) así como NO alimentarlos, pues (además de ser una acción de alto riesgo), ocasionaría una impronta dañina para ellos: que se acerquen al ser humano en busca de comida dificultando así su posible reubicación y sobrevivencia.

 

Para una mejor comprensión de lo anterior hay que mencionar que los cocodrilos son reptiles “oportunistas”; su condición de reptil significa que NO comen todos los días y su condición de oportunista les brinda la capacidad de comer cuando hay oportunidad de hacerlo.

 

De no encontrar alimento en su ubicación actual lo buscarán en las zonas de manglar aledañas, es decir, los cocodrilos se moverán naturalmente al nicho ecológico más cercano que les brinde sustento. Por tanto, en las circunstancias particulares actuales, podría decirse que NO alimentarlos es ayudarlos. Alimentarlos ocasionaría que se quedaran en un lugar que para ellos es inseguro por el momento.

 

5. Los cocodrilos son considerados especies clave ya que son los depredadores tope en los humedales. Estos ecosistemas proveen importantes beneficios a los seres humanos ya que regulan procesos ecológicos fundamentales como son los ciclos hidrológicos (suministran agua dulce y recargan las aguas subterráneas) y de carbono (mitigan el cambio climático). Nos interesan los humedales porque son los riñones del mundo.

 

6. A un costado de Malecón Tajamar y en todo el borde lagunar existe el Área Natural Protegida Manglares de Nichupté. (*)Recomendamos apoyar sus programas de manejo así como documentarse activamente en términos de legislación ambiental para poder aportar una eficaz vigilancia ciudadana en materia de preservación y conservación.

 

Un primer acercamiento podría hacerse a través de la página web de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP): Programas de Manejo 2015 / Manglares de Nichupte
Otro documento importante se puede encontrar publicado en el Diario Oficial de la Federación: ACUERDO por el que se da a conocer el Resumen del Programa de Manejo del Área de Protección de Flora y Fauna Manglares de Nichupté.
Así mismo se puede consultar el documento de CONABIO: Sitios de manglar con relevancia biológica y con necesidades de rehabilitación ecológica.

Manglares

OpCit. CONABIO Pag. 10

Por supuesto recomendamos también conocer cada día un poco más acerca de los cocodrilos, nuestro entorno y su fauna. Permaneceremos al tanto de los sucesos que laceran al ecosistema, uniéndonos a nuestra comunidad a través de la misión educativa que, como aliados de la fauna, buscamos desempeñar.

 

M.V.Z. EDUARDO RÍO AGUILAR – Director General
M.V.Z. JAVIER CARBALLAR OSORIO – Responsable Técnico
CROCO CUN ZOO

FacebooktwitterpinterestmailFacebooktwitterpinterestmail